MENU CLOSE

Mindfulness

La palabra Mindfulness es la traducción al inglés del término pali «sati» que significa conciencia, atención y recuerdo (Siegel, Germer y Olendzki, 2008).  Se puede traducir al castellano como «atención plena» o «consciencia plena«. 

 

Existen varias definiciones de Mindfulness, siendo una de las más reconocidas la de Jon Kavat-Zinn, quien lo describe como “la consciencia que emerge cuando prestamos atención de una manera especial: intencionadamente, en el momento presente y sin juzgar”. 

 

Estudios muestran que el 47% del tiempo, las personas estamos pensando en algo distinto a lo que estamos haciendo. (Killingsworth, 2010).  El mismo estudio de la Universidad de Harvard logra demostrar que las personas son sustancialmente menos felices cuando sus mentes están vagando que cuando no lo están. Entrenar nuestra mente para que divague menos, aumenta entonces la felicidad, impactando de manera positiva en nuestro bienestar, salud, creatividad y productividad.

 

Nuestras vidas son marcadas por no vivir en el momento presente. Basta pensar en un día típico para acordarnos de muchas situaciones en las cuales solo nuestro cuerpo estaba presente en el momento, pero nuestra mente estaba lejos, ocupada con pendientes, preocupaciones, proyectos, ideas del futuro o recuerdos.  Gran parte del tiempo no estamos viviendo nuestra vida plenamente, si no estamos funcionando en modo «piloto automático» o funcionando como un robot. 

 

Darnos cuenta de lo que realmente está sucediendo en nuestra mente, nuestro cuerpo, nuestras emociones y abrirnos a la riqueza de la experiencia es una habilidad que se desarrolla gradualmente y  puede entenderse metafóricamente  como mandar nuestra mente al gimnasio a entrenarse.

 

Con la atención plena aprendemos a vivir más en el presente y así disfrutamos de los pequeños regalos de cada día, descubrimos cosas nuevas en situaciones que parecen habituales o aburridas y empezamos a desarrollar más visión sobre nuestra vida. 

 

Entrenando el momento presente también se aumenta nuestra concentración, ayuda a mantenernos presentes con una tarea laboral, a gestionar mejor nuestro tiempo y a reducir el desgaste mental y emocional del trabajo.

 

Podemos resumir los beneficios del Mindfulness en tres ámbitos:

 

Psicológico

  • Mejora el estado de bienestar y satisfacción general
  • Disminuye los estados de estrés y ansiedad incrementando los de calma y relajación
  • Mejora la  regulación emocional y disminuye la reactividad frente a experiencias desagradables 
  • Protege de los estados depresivos 
  • Aumenta la resilencia  y la confianza en uno mismo 

 

Físico

  • Estimula el sistema inmunológico
  • Aumenta la capacidad de concentración y memoria
  • Reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares
  • Reduce el cortisol, hormona responsable de la respuesta de estrés 
  • Genera un impacto notable en el sistema límbico (Centro de las emociones del  cerebro)
  • Mejora la tolerancia al dolor físico

 

Interpersonal

  • Mejora la comunicación y la regulación de conflictos interpersonales 
  • Desarrolla la empatía 
  • Favorece el proceso de toma de decisión
  • Mayor equilibrio entre la vida profesional y personal